Bienvenido colecho

Nuestra historia con el colecho ha sido una de idas y vueltas, y en ese camino ir descubriendo todo el amor y bienestar que nos ha traído.
Mi bebé durmió con nosotros hasta los 4 meses, luego un día lo pasamos a su cuarto y la verdad fue fácil, sin lágrimas pero siempre se despertaba al menos una vez en la madrugada. Ha dormido ahí hasta el año.
Hace como 2 meses tuvo fiebre por unos días, durante los cuales lo pasamos a nuestra cama para cuidarlo, cuando mejoró lo volvimos a su cuarto y fué super difícil. Se despertaba 6 veces por las noches, nos llamaba, nos quería cerca. Hice de todo, abrigarlo más, tratar que coma bien, relajarlo con cuentos y canciones, pero nada.
Estábamos agotados y lo pasamos a nuestra cama.
Nunca faltan comentarios como hiciste mal, es mejor dejarlo llorar y se acostumbra de nuevo o también uy! Ahora no podrás sacarlo de ahí.
La verdad es que desde hace 2 meses los 3 dormimos mucho mejor!! Lo hablábamos con mi esposo ayer, nosotros dos estamos más descansados, dormimos casi de corrido sin pararnos ni preparar leche en la madrugada (en nuestra cama ya no pide leche), y nuestro bebé duerme delicioso! Calientito y abrazado de nosotros, con la cabeza metida en mi cuello o mi barriga y sus piesitos en la barriga de papá jajaja. Comentábamos como cada noche él viene a la cama, se hecha en nuestras almohadas con una sonrisa de travesura con felicidad y escucha mis cuentos y canciones tranquilo, se le puede ver el relajo y ternura.
No sé qué es mejor, por ahí no hay algo mejor, sólo sé que para nosotros esto resulta y se siente bien. Él crecerá y en algún momento irá a su cuarto, y ya sólo buscará nuestra cama cuando lo necesite, si está enfermo o quiere cariños. Será un día independiente y seguro, mientras tanto queremos darle todo el calor y seguridad nosotros y si una forma es que duerma junto a mamá y papá, hagámoslo!
Bienvenido el colecho a nuestras vidas … nuevamente!!